Producción de cultivos

¿Cómo elegir la col china?

Nunca es demasiado tarde para llenar su libro de recetas con todo tipo de platos de col que puede cocinar de una manera original, Sabroso y fácil.

Los diferentes tipos de repollo son igualmente beneficiosos para el cuerpo: todos contienen vitaminas y minerales que son necesarios para mantener el tono, son ricos en fibra, se digieren fácilmente y no nos sobrecargan con calorías adicionales.

En nuestra reseña de hoy encontrarás luz. Recetas paso a paso con repollo para todos los días.

Cómo elegir la col china

El criterio principal para la selección de la col de Pekín es su frescura. Las reglas básicas en este caso no son diferentes del proceso de evaluación de la mayoría de los vegetales. Sólo la col china de alta calidad tendrá jugosidad. Las cabezas seleccionadas incorrectamente cambiarán y estropearán el sabor del plato en el que se utilizarán.

¿Qué tipo de repollo puedes comprar?:

  • Las hojas de repollo de Pekín no deben estar letárgicas ni marchitas,
  • el color de las hojas de col china, sin importar el tono, siempre está saturado,
  • Cuanto más claro es el repollo, más jugosas son las hojas,
  • Las coles verdes de la col de Pekín serán menos jugosas debido a la fibra
  • la cabeza del repollo no debe ser demasiado densa o suelta,
  • Al comprar repollo chino, debe preferir los repollos de tamaño mediano,
  • Las hojas de col de Beijing deben estar secas,
  • Si el repollo de Beijing está envuelto en una película de alimentos, el proceso de examen de las hojas se debe llevar a cabo con el mayor cuidado posible (no debe haber condensación, signos de amarilleo, deterioro o secado).
  • Las hojas de repollo deben ser resistentes y moderadamente densas.

Lo que la col de Pekín no vale la pena comprar:

  • con hojas lentas o secas (la jugosidad de este repollo no lo hará, y el sabor del plato se puede estropear),
  • con hojas humedecidas (la humedad será la principal causa de la violación del sabor y el rápido desarrollo del proceso de descomposición),
  • con signos de hojas podridas (este repollo es absolutamente inadecuado para el consumo y puede ser perjudicial para la salud),
  • si hay moco en las hojas de la col de Pekín o signos evidentes de estancamiento, entonces se debe abandonar su compra,
  • si hay mucho daño en las hojas (las bacterias se acumulan en el lugar de las partes rotas o rotas, por lo que permanecerá fresco, el repollo dañado no puede),
  • si en la película de alimentos, en la que está envuelto el repollo, hay una acumulación de condensado, y la cabeza en sí no da la impresión de frescura, entonces no debe comprarse (probablemente, el repollo ya está echado a perder o comenzará a pudrirse pronto),
  • Si el repollo de Pekín tiene pequeños signos del inicio del proceso de descomposición, marchitamiento o secado, no se recomienda comprarlo (incluso si se eliminan las hojas levemente estropeadas, se romperá el sabor de la cabeza del repollo y las bacterias que se propagan a través de las hojas pueden dañar la digestión cuando se consumen. )
  • Si la cabeza es demasiado grande y las hojas son amarillas, el repollo está demasiado maduro y su jugosidad se reduce.

El repollo de Pekín se utiliza más a menudo fresco, por lo que al evaluar la apariencia de las cabezas, este hecho debe tenerse en cuenta. Las hojas de repollo deben verse apetitosas y jugosas.

El repollo de Pekín se ha convertido en un invitado frecuente en nuestra mesa. Las amantes están felices de cocinar todo tipo de ensaladas.

Este es un híbrido de repollo y lechuga. Vegetal valorado por su ternura, exquisito sabor y disponibilidad en la temporada fría.

Puedes cocinar una gran cantidad de platos de pekingas, comenzando con ensaladas y terminando con rollos de repollo. ¿Pero cómo elegir el repollo para que quede fresco, jugoso y crujiente?

La primera regla - inspeccionar cuidadosamente el vegetal. Lo mejor es vender col sin polietileno, para que pueda apreciarlo desde todos los lados. Si ya está comprando peking en una película, asegúrese de que no haya condensación en ella.

  • Preste atención a salir. No tome tapones demasiado apretados o sueltos. También es mejor elegir una cabeza de tamaño mediano, una grande puede ser demasiado madura y una pequeña, no jugosa.
  • Inspeccionar las hojas. En buena col están saturados en color y elásticos. Las hojas no deben ser lentas, mojadas y podridas, lo que indica que la verdura ya está dañada.
  • Si hablamos del color del repollo de Beijing, puede ser diferente. Depende de la variedad. Hay una verdura con color amarillo pálido y verde. No se centre en la sombra, sino en su riqueza.
  • En cuanto al sabor, que en el repollo de Pekín está casi ausente. Por lo tanto, si percibe un olor pronunciado, lo más probable es que la verdura haya sido procesada o alimentada con productos químicos.

¡Observando estos simples consejos, puedes comprar el repollo de Pekín más sabroso y saludable!

Si esta información te fue útil, ¡comparte con tus amigos en las redes sociales!

¿Cómo debería ser una verdura saludable?

  • Un repollo saludable de repollo tiene un color rico desde el blanco hasta el verde oscuro, dependiendo de la etapa de crecimiento de la verdura cuando fue recolectada.
  • Las hojas deben ser fuertes y elásticas, lo que significa que tienen suficiente líquido. Si el repollo es demasiado viejo, entonces sus hojas se vuelven amarillas gradualmente, lo que significa que la cabeza ya no es tan jugosa y sabrosa como hace unos días, y es posible usarla, pero es mejor darle una opción a una cabeza más fresca.
  • Las hojas más exquisitas tienen un color casi blanco. No se preocupe, esto no significa que la verdura no esté madura, se puede comer y sus hojas estarán bien trituradas.
  • En una cabeza sana, no debe haber manchas marrones que indiquen el comienzo de la pudrición y el hecho de que el repollo está deteriorado y no es adecuado para comer.
  • No hubo daños en la cabeza de la col, o su número era pequeño: en el suelo de las hojas cortadas o el daño en ellas, las bacterias se acumulan de inmediato, lo que puede dañar su salud.

¿Qué buscar al comprar?

  1. Si tiene una opción, debería preferir salir sin ningún embalaje, película o paquete, para poder mirar el repollo desde todos los lados.
  2. Luego tome el repollo en las manos y apriételo un poco, no debe estar blando ni suelto. Las hojas carnosas elásticas y frescas serán agradables al tacto.
  3. Inspeccione cuidadosamente el título. Las hojas no deben dañarse (rascarse) ni cortarse, ya que puede provocar la acumulación de bacterias en el lugar del daño.
  4. Si nota podredumbre en las hojas, debe rechazar inmediatamente esta cabeza: la podredumbre puede dañar su cuerpo más de lo que cree y también puede estropear el sabor del plato.
  5. Luego inspeccione las hojas: no deben marchitarse ni amarillearse, todo el sabor y la jugosidad dejan tales hojas.
  6. Asegúrese cuidadosamente de que no haya gotas de agua en la cabeza del repollo; esto significa que los productores prolongan artificialmente la vida de la verdura, creando la ilusión de frescura, aunque en realidad las hojas ya han perdido su jugosidad.
  7. Huele con cuidado el repollo de Pekín, el vegetal en sí no tiene un olor pronunciado, por lo que cualquier olor químico extraño significa que los productores usaron estimulantes del crecimiento.
  8. Preste atención a la saturación del color del peinado de Pekín, hay varios tipos de repollo en las tiendas, y todos ellos tienen diferentes tonos, desde el amarillo verdoso hasta el verde oscuro, pero todos son frescos si el color es saturado.

Consecuencias de la elección equivocada.

Si comes esta ensalada en la comida, puedes ganar una fuerte intoxicación.

Los síntomas de tal envenenamiento pueden incluir:

  • indigestión
  • náusea
  • dolor abdominal
  • debilidad general.

En algunos casos es posible:

  • aumento de temperatura
  • taquicardia
  • bajar la presión arterial.

Para evitar los efectos anteriores, debe tener mucho cuidado al elegir un producto en la tienda.

Buñuelos de repollo tiernos

  • Col - 1 cabeza
  • Huevo - 2 piezas
  • Harina - 4 cucharadas. l
  • Especias y condimentos al gusto.
  • Aceite vegetal - para freír
  • Hierbas frescas (eneldo, perejil) - al gusto
  • Crema agria - para servir

1. Picar finamente el repollo, ponerle sal y pimienta, moverlo y dejarlo reposar unos minutos.

2. Agregue los huevos al repollo, mezcle, y luego agregue 2-3 cucharadas de harina y mezcle nuevamente hasta obtener una textura homogénea y espesa.

3. Coloque los panqueques en una sartén precalentada con aceite vegetal, presionando ligeramente hacia arriba. Freírlos, sin cubrir la sartén con una tapa, en el fuego un poco por debajo del promedio durante unos 5 minutos por lado hasta que se doren.

4. Sirva los panqueques de repollo tiernos con crema agria y hierbas frescas.

Repollo cocido rápido

  • Col - 0.5 cabeza
  • Zanahorias - 1 pieza
  • Cebollas - 1 pieza
  • Pasta de tomate - 3 cucharadas. l
  • Especias y condimentos al gusto.
  • Aceite vegetal - al gusto
  • Hierbas frescas (eneldo, perejil) - al gusto

1. Cortar las cebollas y las zanahorias en tiras y freírlas en aceite vegetal. Mezclarlos con repollo bien picado. Añadir 30-50 ml de agua, condimentos y especias, así como pasta de tomate.

2. Guisar las verduras durante aproximadamente media hora hasta que estén cocidas. Adorne con hierbas frescas antes de servir.

Sopa Crema De Brócoli

  • Brócoli - 800 g
  • Caldo De Pollo - 800 ml
  • Crema grasa - 100 ml
  • Cebolla - 1 pieza
  • Ajo - 3 dientes grandes
  • Especias y condimentos al gusto.
  • Hierbas frescas (eneldo, perejil) - para servir

1. En una cacerola con un fondo espeso, freír en aceite vegetal, cebolla, ajo y zanahorias picados finamente, agregar las especias y condimentos al gusto. Agregue el brócoli y cocine las verduras hasta que estén cocidas.

2. Agregue el caldo de pollo caliente a la sartén con las verduras y deje hervir. Después de retirar del fuego, mezcle la mezcla a fondo con una licuadora y vuelva al fuego.

3. Vierta la crema caliente en la sopa, mezcle. Servir la sopa de crema de brócoli con hierbas frescas o pan rallado.

Ajo brócoli

  • Brócoli (inflorescencias frescas) - 3-4 uds.
  • Aceite de oliva - al gusto
  • Jugo de limón - 150 ml
  • Ajo - 2 dientes
  • Especias y condimentos al gusto.

1. Lavar y picar el brócoli en trozos medianos. Blanquear con vapor o agua hirviendo hasta que esté medio preparado.

2. Poner el horno a calentar. Cubra la forma con papel de aluminio o simplemente engrase con aceite vegetal. Ponga los trozos de brócoli en la forma, espolvoreados con aceite de oliva, jugo de limón. Añadir el ajo picado, las especias y los condimentos.

3. Hornee el brócoli durante 10-15 minutos para que las verduras estén crujientes.

Col roja

No recordamos la col roja con la frecuencia que debería: este tipo es rico en vitamina C, proteínas, fibra, vitaminas y microelementos, que deben estar presentes en nuestra dieta diaria. Deliciosas recetas de col roja. - Esto es, en primer lugar, Ensaladas sencillas.

Ensalada rápida de col roja de vitamina

  • Repollo rojo - 400 g
  • Zanahorias - 1 pieza
  • Manzana verde - 1 pieza
  • Pepino - 1 pieza
  • Maíz enlatado - 100 g
  • Cebollas verdes - 2 racimos pequeños
  • Aceite vegetal - 4 cucharadas. l
  • Condimentos y especias - al gusto.
  • Vinagre balsámico - al gusto

1. Picar la col, la zanahoria, la manzana y el pepino. Mezclar y, si se desea, verter jugo de limón.

2. Agregue la cebolla finamente picada y el maíz enlatado.

3. Cómo mezclar la ensalada y agregar los aderezos, condimentos y especias necesarios.

Cómo elegir la col china

  1. Dar preferencia cabeza desempacada (a menudo se envuelven con una película adhesiva): de esta manera puede apreciar completamente la calidad del repollo. Si no puede encontrar uno, preste atención al condensado en el medio de la película: su apariencia significa que la verdura comenzó a deteriorarse.

  • ¡Las hojas deben estar secas! La col, que los vendedores están constantemente refrescando, rociando agua, pierde su sabor, por no decir nada de la frescura de tal vegetal.
  • No compre repollo con hojas podridas. Incluso las pequeñas manchas marrones ya indican que la verdura no solo arruina el plato, sino que también se ha vuelto peligrosa para la salud.

  • Elija coles pequeñas con densidad media. El repollo amarillo de gran tamaño seguramente estará maduro y ya no será jugoso.
  • El aroma de la col de Pekín está casi ausente. Poco común, el olor "químico" significa que al cultivar vegetales se usaron estimulantes del crecimiento O las coles fueron procesadas antes del transporte
  • El repollo de Beijing puede ser de diferentes variedades, por lo que su color varía de amarillo pálido a verde intenso. Al elegir vegetales de calidad No debe centrarse en la sombra, y su saturación.

    "Con gusto" ¡Le deseamos ensaladas crujientes con su col favorita de Pekín! Si te gustó el artículo, comparte información útil con amigos.

    Cómo elegir la col

    El comandante romano, Mark Cato el Viejo, llamó al repollo la primera de las verduras, porque no solo es sabroso, sino que también es extremadamente útil. Los romanos creían que la col cura todas las enfermedades, da fuerza y ​​edificante. Cada otoño cosechamos repollo para usarlo en el futuro con el fin de triturar las hojas de repollo en invierno y disfrutar de las ensaladas de vitaminas. Y aunque en Rusia se decía que el pan, la cabeza de todo, el repollo, que apareció en la dieta de los eslavos en el siglo XI, se convirtió en uno de los platos favoritos y baratos de nuestros antepasados. A veces parece que todos sabemos acerca del repollo, pero ¿sabemos cómo distinguir el repollo bueno del repollo malo o nos guiamos solo por su apariencia e intuición interna? Hablaremos sobre cómo elegir el blanco, el color, las coles de Pekín, Bruselas, el colinabo y el brócoli, cómo deben lucir y qué buscar en una tienda o en el mercado.

    La col blanca: como se ve la reina de las verduras

    Al elegir un repollo, asegúrese de apretar la cabeza con las manos; si se deforma al mismo tiempo, significa que el repollo no está maduro. No se cruje en las ensaladas, se ablandará cuando se sala, y no contiene tantas vitaminas. Una buena col tiene hojas densas y elásticas, siempre huele bien, no tiene manchas, grietas y manchas oscuras que aparecen cuando se daña un hongo. Si las hojas son demasiado gruesas en la base de la cabeza, entonces el repollo está sobresaturado con nitratos. El tallo, del cual se cortan demasiadas hojas, da una edad respetable para el repollo; por desgracia, con demasiada frecuencia tratan de pasar una cabeza de repollo rancio para estar frescos. Por cierto, la col, rellena de nitratos, es siempre más liviana que una col cultivada sin fertilizantes químicos. Asegúrese de pesar el repollo; su peso óptimo debe ser de al menos un kilogramo. Si compra una cabeza cortada, su corte suele ser blanco, y los tonos marrones indican que el repollo ya ha comenzado a deteriorarse.

    Una cabeza de repollo siempre es verde claro, pero gradualmente las hojas verdes se secan, por lo que se eliminan. La col roja también se elige de acuerdo con el mismo principio, aunque es más difícil notar manchas de podredumbre en sus hojas de color marrón violeta.

    ¿Por qué la coliflor es blanca?

    La coliflor de alta calidad es siempre pesada, densa y elástica, y sus hojas exteriores son frescas, gruesas y verdes, lo que indica su jugosidad. Si las inflorescencias en la base se doblan fácilmente en diferentes direcciones, significa que la cabeza está acostada durante mucho tiempo y ya se echa a perder. Las inflorescencias deben romper con una crisis, pero verifique el repollo en la tienda de esta manera, por supuesto, no debería serlo, de lo contrario, pronto no quedará nada de eso. Por lo general, con un examen superficial con sensibilidad, puede hacer un diagnóstico preciso. Las manchas oscuras en el repollo son signos de pudrición o procesamiento químico. Esta col se llama color, porque la comida no se usa en las hojas (como solíamos hacerlo), y las inflorescencias, que pueden ser blancas, amarillas, beige, verdes e incluso púrpuras. Todo depende de la variedad y las condiciones de crecimiento, pero el color del repollo no afecta su calidad.

    Brócoli - Espárragos Italianos

    La col brócoli, derivada de los antiguos etruscos, es una flor comestible grande y hermosa que se puede usar no solo en la cocción, sino también en su forma cruda. Elija inflorescencias con tallos delgados, ya que las coles demasiado maduras son demasiado densas y gruesas. Los flósculos de brócoli deben ser compactos y hermosos, con un olor agradable, sin manchas, puntos negros y daños. Las coles amarillentas con flores florecientes tampoco son adecuadas para el alimento, como regla general, este repollo es áspero y fibroso. El color “correcto” de la col es verde oscuro (hay más vitaminas en dicha col), a veces con tonos burdeos y púrpuras, y el tamaño ideal es un poco más pequeño que la palma femenina.

    Col y ensalada de Beijing: dos en uno

    El repollo chino es un cruce entre una lechuga y un repollo. Es mejor elegir coles blancas densas (pero no demasiado apretadas) de tamaño mediano, ya que dichas coles son muy jugosas y sabrosas, a diferencia de las coles verdes fibrosas y ásperas. El repollo demasiado suelto se considera inmaduro, y su sabor no es muy agradable ni acuoso. Las hojas deben ser fuertes, resistentes, libres de podredumbre, limo, manchas y daños.

    Colinabo: Col, similar a los nabos

    Deliciosa y saludable col de colinabo, que se asemeja a un nabo, tiene un sabor dulce y muy jugoso. Es mejor comprar frutas pequeñas verdes y blancas que pesen hasta 150 gramos o colinabos morados un poco más grandes. Nunca tome repollo demasiado grande, porque su pulpa es demasiado dura y áspera. En la superficie de la col no debe haber manchas y grietas, y las hojas deben ser frescas y verdes. Las hojas lentas y marchitas sugieren que el repollo se ha quedado dormido.

    Coles de Bruselas: coles pequeñas en una rama

    Las coles de Bruselas se cultivaron en Bélgica a partir del siglo XVI. A los residentes de Bruselas les gustó el sabor dulce de los Cochs, quienes, con su mano ligera, comenzaron a llamarse coles de Bruselas. Elija coles pequeñas y densas, delicadas y de sabor dulce, ya que las frutas más grandes pueden tener un ligero amargor. Las coles de Bruselas son de color verde brillante, con un tallo verde fuerte y hojas frescas, bien ajustadas, sin manchas, amarillez y descomposición. No debe haber humedad en las cabezas, porque en este caso pueden estar podridas en el interior. Siempre trate de comprar repollo en una rama, así es como se mantiene durante más tiempo.

    Col de Saboya: delicadeza francesa

    La col rizada que se cultiva en el condado de Savoie en Francia es muy suave, tierna, nutritiva y sabrosa, fácil de preparar y los platos de col rizada se derriten en la boca. Para ensaladas y aperitivos, se eligen pequeñas cabezas sueltas de col con un peso de 0,5 kg, y las grandes cabezas de col son adecuadas para cocinar rollos de col y otros platos calientes. Preste atención a las hojas exteriores: si están secas, significa que el repollo ha sido arrancado durante mucho tiempo y ha perdido su suculencia. La cabeza del repollo de alta calidad suele ser pesada, y el tallo es idealmente blanco, sin rayas marrones, manchas oscuras y manchas.

    Cómo elegir la col rizada de mar

    Curiosamente, las algas marinas no son realmente un repollo, sino algas marinas que crecen en los mares en grandes colonias. La laminaria se vende en conserva, congelada y seca. Las algas secas, hechas en forma de hilos triturados o thalli, son generalmente suaves, lisos, limpios, no se desmoronan y huelen bien. Algunas tiras están deformadas y pueden agrietarse, pero esto no afecta la calidad y el sabor de las algas. La superficie de la col está cubierta con una floración de sal marina, y el color puede ser diferente, desde olivo claro a verde oscuro y marrón. Al comprar algas enlatadas y congeladas, debe leer las etiquetas y ver la fecha de vencimiento.

    La col es considerada una de las verduras más deliciosas y saludables, y antes de la aparición de la papa en Rusia, fue el segundo pan. Hay cientos de recetas para deliciosos platos de col que pueden sorprender a su familia. Y si considera que hay muchas variedades de repollo, la dieta casera puede ser muy rica, variada y nutritiva. Como dijeron nuestros abuelos, “¡ni una sola boca vive sin repollo”!

    Loading...